Como son las revisiones del vehiculo

Algunos conductores tienen el mal hábito de no hacer revisiones al coche sino hasta que tiene la sospecha o está seguro de que hay una avería. Este es un procedimiento que debe realizarse tras cierto kilometraje recorrido o después de un determinado tiempo, de esa manera se mantienen en condiciones óptimas los diversos elementos del coche, como por ejemplo cualquiera de los dispositivos del sistema de seguridad.

Generalmente cada fabricante establece un lapso máximo en el que deben realizarse las revisiones, eso permite que se preserve la garantía; esta es determinada en base al kilometraje recorrido o el tiempo que haya pasado después de haber sido matriculado por primera vez. Después de haberse vencido la garantía los cuidados no tienen por qué detenerse, continuar con las revisiones provee un buen control del desgaste del coche y junto con el mantenimiento se prolonga la vida de vehículo.

¿Qué se hace en las revisiones periódicas?

Según las especificaciones del fabricante se debe llevar un control a determinados puntos del coche y reemplazar los componentes que se requieran, de tal forma que el vehículo y cada sistema que lo conforman se mantengan en buen estado. Cada marca establece los parámetros para los cuidados del vehículo, sin embargo, existen algunos puntos que generalmente se comprueban en todos:

Mantenimiento general: se comprueban y reponen los líquidos de freno y el anticongelante. También se chequean las bujías y la correa de distribución.

Mantenimiento por puntos: en este se inspeccionan diversos puntos que son primordiales para la seguridad, como por ejemplo el sistema de frenos, las ruedas, la suspensión, etc. Aparte se revisa si existen fugas en los diferentes circuitos del coche.

Comprobación electrónica de la centralita: para este proceso se conecta el aparato de diagnosis al módulo de control del motor o a la centralita. Con ello es posible determinar si hay un fallo eléctrico que genere las averías en los elementos que son controlados por sensores y que se accionan por medio de los actuadores del vehículo.

Con una acción tan sencilla como llevar al día las diferentes revisiones y mantenimientos el coche podrá durar por un largo tiempo prestando un buen servicio. Para las reparaciones podría sustituir la pieza necesaria por una de segunda mano, en una central de desguace puede conseguir con facilidad un despiece nissan, Seat, Mitsubishi, y muchísimas otras marcas más; debido a que este tipo de web concentran empresas verificadas en todo el territorio nacional.